martes, 21 de marzo de 2017

Bright side: El secreto está en el corazón, de Kim Holden

¡Hola bellotitas! Hoy empieza la primavera (Aunque a esta que escribe no le gusta nada, es sinónimo de bichos y asquerosidades varias), así que bien para aquellos que os gusta ^^ os traigo la reseña de un libro muy, muy bonito.


Título: Bright side. El secreto está en el corazón.
Autora: Kim Holden
Editorial: Oz
Páginas: 457
Precio: 18,50€
Edición: Tapa blanda con solapas

AGRADECIMIENTOS A LA EDITORIAL POR EL ENVÍO DEL EJEMPLAR

Lo cierto es que no tenía muchas expectativas en este libro, pero tenía un nosequé que me llamó. La portada en esos tonos me recordaba a After, a Bad Boy's girl, a My dilemma y todas esas basuretas que ha parido Watpadd. Empecé a leerlo y ¡no podía parar! La protagonista, Kate, es totalmente arrolladora. Caí bajo su embrujo como el resto de personajes. Y luego, ese final... ¡ayyy!

Sinopsis (Propia, sin spoilers): Kate es una chica que acaba de empezar la universidad. Su vida no ha sido fácil, pero ella es optimista y siempre ve la vida de una manera muy positiva, tanto que contagiará su entusiasmo a las personas que va conociendo. Keller es un chico que tampoco ha tenido mucha suerte en la vida, pero conocer a Kate hará que todo cambie. Y tanto Keller como Kate guardan un secreto que no es nada fácil de llevar...


Reseña: Como os contaba al empezar la entrada, este libro es precioso. Lo comencé sin apenas expectativas, a ver qué me encontraba. Y a medida que pasaba las páginas me iba metiendo más y más en lo que ocurría. No podía parar. Está muy, muy bien escrito. No aburre ni un solo momento y desde el primer momento empiezas a encariñarte con Kate.
Pero, ¿quién es Kate y por qué no dejas de decir cosas buenas de ella?, os preguntaréis. Pues os diré: Kate no ha tenido una vida fácil. Sus circunstancias familiares han sido bastante duras, pero mucho. No las veremos, sino que nos las cuentan (No las reproduciré para no aburriros, pero son cosas que curten y hacen fuertes a las personas. No, no es violación ni nada que se le parezca), y, a pesar de todo, Kate siempre está alegre y siempre trata de caer bien a todo el mundo, de ayudar. Puede que un principio pienses como yo y digas "Jo, qué tía más pesada, métete en tus asuntos, no me vayas de Amelie", pero luego cambiarás de opinión. En la vida real, este tipo de personas que normalmente caen bien a todos a mí me suelen caer mal (he tenido la mala suerte de toparme con unas cuantas personas así y todas tenían el factor común de que siempre tenía que ser como ellas querían y decían), y en un principio me pareció que Kate era de ese palo, pero me equivoqué. Kate es sensacional, es fantástica. Yo quiero una amiga como ella. Ojalá en este mundo hubiera más Kates y menos de otra gente.
Luego están los secundarios. Gus, su mejor amigo, que tiene un grupo musical que se está poniendo de moda, está haciendo su sueño realidad. Un chico que os caerá genial, del que querréis saber más (Y por suerte, la autora ha publicado un libro sobre él!), del que os encariñaréis y/o os enamoraréis sin remedio.  Están los chicos de la habitación de enfrente, Peter y Clayton, uno de ellos gay y el otro bastante reservado y tímido, pero a los dos Kate les va a cambiar la vida (positivamente). Por otro lado, está Keller, el otro chico del libro, y aclaro que NO hay triángulo amoroso. Keller, para mí, es amor puro, mucho más que Gus. Su vida ha sido también bastante difícil, y tiene un gran secreto, que le recuerda una y otra vez que la vida te regala y te quita a partes iguales. Aunque, para secreto, el de Kate. No puedo decir cuál es. Me lo comí en el resumen de Goodreads (Ya lo han cambiado, por suerte), y ojalá no lo hubiera hecho. Es mejor que lo descubráis vosotros mismos. De verdad.


No todos los personajes son buenos. Este libro no tiene un "malo" como tal, sino que tiene todo tipo de gente, unos mejores, otros peores. Ninguno va a ir a hacerle la puñeta a Kate (Bastante mal lo ha pasado ya, como para encima añadir más), pero también tiene personajes que no son tan buenos. Aunque Kate intentará ayudar, su tía Maddie es para echarle de comer aparte, y su compañera de cuarto, Sugar, tampoco es que sea una perita en dulce. Pero como en la vida, hay de todo. No todo tenían que ser buenas personas. 
El libro se compone de dos partes muy diferenciadas. En la primera conocemos a Kate, su entorno, su pasado, su vida, su amistad con Gus, a sus nuevos amigos en la universidad. Es decir, nos encariñamos con ella. Y en la segunda es cuando conocemos su secreto y solo podemos decir: No es justo. No es justo. ¿Por qué? ¿Por qué? Y, aun sabiendolo, queremos seguir leyendo. Nos hemos vuelto adictos a Kate y a su historia, a Gus, a Keller, a todos. Necesitamos más. Nos hemos convertido en uno más de sus amigos y queremos seguir a su lado, queremos seguir acompañándola. La pluma de la autora es maravillosa y eso influye mucho. A pesar de que no sea justo todo lo que le ha pasado y le está pasando, queremos seguir con ella. Y sabemos que vamos a sufrir, pero no nos importa.

En definitiva: Un libro tremendamente emotivo. En cuanto lo cojas, no querrás soltarlo. Y en cuanto lo termines, querrás más.

Bellotómetro:

5/5 bellotas. Precioso y maravilloso. ¡Tened cerca una caja de pañuelos! Los necesitaréis.



martes, 14 de marzo de 2017

In my mailbox - Febrero 2017

¡Hola, hola, hola, bellotitas! ¿Cómo estáis? Con un poco de retraso, os traigo los libros que han llegado a mi casa durante el mes pasado. La verdad es que no son muchos, solo cuatro, porque me estoy reservando para el 23 de abril y para la feria. Tengo muchos apuntados para esas fechas, je je je.

Foto de familia, con Hermione de infiltrada.

Envíos editoriales: Gracias a Planeta me llega Quererte no es solo cuestión de suerte, un libro precioso (con una portada horrible que no le pega para nada) y que recomiendo muchísimo. Reseña aquí. Y de parte de Oz editorial me llega Bright side: El secreto está en el corazón, un libro que cogí sin apenas expectativas, pero que me ha acabado enamorando. La reseña está programada para el próximo martes ;)

Compras de segunda mano. El mago de papel se lo compré a Laura Camaleón, majisima ella, y Contra la fuerza del viento es el segundo libro de esta trilogía, justo el que me faltaba para completarla. Lo conseguí en Wallapop nuevecito por 3 euros, ¿no es genial?

Para el próximo imm tampoco creo que haya muchos libros, porque como ya os digo, estoy reservándome para arrasar el 23 de abril. Pero alguno caerá, seguro ;) ¿Qué me contáis de estos libros? ¿Habéis leído alguno? ¡Dejadme un comentario! ¡Un besito!

martes, 7 de marzo de 2017

Quererte no es solo cuestión de suerte, de Kate Eberlen

¡Hola bellotitas! Ya estamos en marzo, mes del viento y supuestamente el de la primavera... donde ya empiezan a aparecer los primeros bichos ¬¬ argh (no me gusta). Bueno, pues olvidémonos de los bichos (casi que mejor) y pasemos a un libro precioso que va a los mejores del año:


Título: Quererte no es sólo cuestión de suerte
Título original: Miss you
Autora: Kate Eberlen
Editorial: Planeta
Páginas: 523
Precio: 18,50€
Edición: Tapa blanda con solapas

AGRADECIMIENTOS A PLANETA POR EL ENVÍO DEL EJEMPLAR

Sinopsis (Propia, sin spoilers): Tess está de vacaciones en Florencia, justo esperando su entrada a la universidad. Gus está también de vacaciones en el mismo lugar, con su familia. Ambos coinciden en una pequeña iglesia y más tarde en la calle, pero su encuentro no pasará de ahí. A lo largo de los años siguientes coincidirán en más lugares, y sus miradas se cruzarán en todas las ocasiones, y es que cuando el destino quiere que dos personas estén juntas, lo estarán aunque tengan que pasar varios años para ello.

Reseña: ¿Alguna vez habéis visto un libro cuya portada es horrible, pero el argumento pinta más o menos interesante, te dejas convencer, y acaba siendo una joyita? Este es uno de esos. La portada, sí, es fea con ganas. El estilo de dibujo que tiene no me parece que sea el más adecuado para esta historia, además de que ese churro raro que hacen con los brazos... en fin. Pero no os dejéis engañar. Lo que hay en sus páginas es una auténtica maravilla.
Tess es una chica de dieciocho años que está de vacaciones en Florencia con su amiga Doll. Está esperando que le den las notas para su acceso a la universidad, y la llamada de su madre comunicándole que podrá entrar la llena de alegría.
Gus está también en Florencia con sus padres. Hace un año perdió a su hermano en un accidente de esquí del cual no deja de culparse porque piensa que él podría haberlo evitado. Tiene que soportar a diario cómo sus padres no dejan de echarle de menos y las insinuaciones de que su hermano valía mucho más que él.
Gus y Tess coincidirán en ese viaje dos veces, durante dos instantes fugaces, y a partir de ahí emprenderán cada uno su vida. Cuando llega a casa, Tess se encuentra ante una grave situación: su madre tiene cáncer de mama en estado avanzado, y no está como para cuidar a Hope, su inquieta hermanita de cinco años. Tess decide tomar las riendas de todo y no ir a la universidad para estar con su familia. Cuando la madre muere, el padre casi se desentiende de las hijas, por lo que Tess deberá criar ella sola a Hope. Y la cosa no acaba ahí: al poco tiempo se descubre que Hope tiene el síndrome de Asperger, lo que hace que su crianza sea aún más difícil para Tess. 
Mientras, Gus estudiará medicina, se echará novia, terminará la carrera y trabajará en un hospital. Las vidas de Gus y Tess vuelven a coincidir en lugares de lo más variopinto como bodas, tiendas o un concierto, pero siempre será un instante, una mirada fugaz que hace que ambos recuerden haber visto al otro, pero no saben dónde.




La historia narra las vidas de Gus y Tess durante unos 16-18 años. Es decir, empieza cuando ambos tienen 18, a finales de los años 90, y ahí continúa. Vamos a ver a Tess sacrificarse por su hermana, que es muy especial, y dejarlo todo por ella. Serán unos años en los que se enamorará, será traicionada, y siempre con el estigma de que su abuela y su madre murieron de cáncer de mama y ella debe haber heredado ese gen. Se explora todos los días y está dispuesta a operarse los pechos para eliminar los posibles riesgos de contraerlo, pero los médicos le dicen que con veintitantos años es muy joven para someterse a una operación así. Seremos testigos de sus miedos de contraer la enfermedad y dejar a Hope sola, de su gran amistad con Doll... Tess es una gran mujer y es imposible que te caiga mal. Educada en el catolicismo, se verá cómo poco a poco va perdiendo la fe y, aunque nunca llega a perderla del todo, sí que al final del libro vemos un profundo cambio en cuanto a sus convicciones.
Gus ha vivido siempre a la sombra de su hermano. Él era el mayor, el perfecto, el que iba a ser toda una promesa en el campo de la medicina, pero un accidente de esquí acabó con su vida. Gus se culpa porque, si él hubiera ido a esquiar con él, el accidente quizás se pudiera haber evitado. Para colmo, en su casa no dejan de pensar en el hermano muerto y casi a hacer un santo de él. Gus toma el camino que él hubiera tomado, se hace médico a pesar de que esa no es su vocación, y en los años siguientes lo veremos con novia, cometiendo muchos pero muchos errores, le veremos como padre... y seguirá encontrándose con Tess en algún momento. 
Esto es lo que hace este libro tan auténtico: los protagonistas no son perfectos. A veces aciertan, a veces se equivocan. Tanto Tess como Gus cometen muchos errores a lo largo de sus vidas, pero ¿quién no los ha cometido? Ambos tienen cada uno una carga que llevar. Los veremos al final de la adolescencia, en su juventud y finalmente con treintaytantos. Vamos a verlos en todas esas edades, por lo que no importa la edad del lector: probablemente se sentirá identificado con alguna de ellas y comprenderá a nuestros protagonistas.


Y no puedo terminar sin hablar de los dos grandes temas, al menos para mí, de este libro: El cáncer de mama y el síndrome de Asperger. Del cáncer de mama poco se puede decir a estas alturas que la gente no sepa, pero desde el libro te dicen, sin ponerse pesados, lo importante que es no descuidarse porque puede tocarle a cualquiera. Tess tiene el antecedente familiar, por lo que son muchas más posibilidades, pero aun así, es muy importante mantenerse alerta. Y del síndrome de Asperger, que es el otro tema ya que Hope lo padece y se hace mucho hincapié en él. Forma parte del cuadro autista, pero las personas que lo padecen no son bichos raros. Ahora se está generalizando un poco por personajes de tv como Bones, Gregory House o Sheldon Cooper, y vamos a ver a Hope desde la tierna edad de cinco añitos hasta su mayoría de edad. Las personas con ese síndrome son muy especiales, y vivir con ellos debe ser toda una experiencia. Es un libro muy recomendable si tienes un poco de curiosidad sobre el tema.
En definitiva: Un libro maravilloso, con unos protagonistas muy reales y una historia que merece la pena ser leída a pesar de su horrible portada. 

Bellotómetro:

5/5 bellotas. Muy, muy bueno.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...