martes, 21 de febrero de 2017

Lord John y un asunto privado, de Diana Gabaldon

¡Hola, bellotitas! ¿Qué tal? Yo estoy esperando que nos llegue la tercera temporada de Outlander, y mientras lo hace, pues me he atrevido con el primer libro del spin-off de la saga: Lord John.


Título: Lord John y un asunto privado
Título original: Lord John and the private matter
Autora: Diana Gabaldon
Saga: Lord John 1/4
Editorial: Esencia (Planeta)
Precio: Originalmente, 21€, pero desde el verano de 2015 los libros de Lord John han sido descatalogados por la editorial debido a sus bajas ventas. Todavía se puede encontrar en algunas librerías al precio de saldo: 6€. Si tienes interés en hacerte con este libro en formato físico, y lo encuentras, no lo dudes y cógelo porque está ya descatalogado y empieza a ser difícil de encontrar.
Edición: Tapa dura con sobrecubierta.

Curiosidad: Este título también fue editado por la editorial Salamandra, contando con el mismo texto que la de Planeta. Ante la cada vez más ausencia de este libro en los puntos de venta, yo recomiendo comprar cualquiera de sus dos ediciones puesto que el contenido no varía, pero, sin embargo, si se puede elegir, recomiendo la de Planeta por su preciosa portada y su edición en tapa dura.



Posibles preguntas, antes de empezar...
¿En qué momento de la historia principal de Outlander se sitúa este libro? Puedes leerlo si has leído Viajera (Libro 3). La acción tiene lugar en 1757, cuando Lord John ha dejado a Jamie Fraser en Hellwater como mozo de cuadras.
¿Aparece Jamie Fraser en esta novela? Lord John lo recuerda en varias ocasiones. Evidentemente, está enamorado de él y no tiene problema en aceptarlo, pero Jamie Fraser no aparece físicamente en la novela ni tiene ningún tipo de papel en la trama, salvo la del recuerdo de desamor que hace sufrir a Lord John Grey.
¿Puedo seguir leyendo la saga Outlander si no leo los libros de Lord John? Puedes hacerlo hasta Viento y ceniza (Libro 6) sin problemas (Hasta donde he llegado yo). Según he leído, en Ecos del pasado (Libro 7), aparecen personajes que han sido previamente presentados en esta saga.

Una vez aclarado esto, pasemos al libro en sí...

Sinopsis (Propia, sin spoilers): Una mañana, Lord John sale de su club londinense habiendo descubierto algo incómodo y no muy agradable que afecta a su prima Olivia, quien se va a casar en breve, y es que su prometido padece sífilis. Decidido a no hacer pasar a su querida prima por un matrimonio así, ya que perjudicaría no solo a su salud sino también al buen nombre de la familia, decide anular el compromiso con la mayor discreción posible, pero apenas ha empezado con su plan, cuando aparece el cadáver de un compañero de armas, y debe investigar su muerte. Para su desgracia, ambos asuntos empezarán a entrelazarse y algo tan simple y que prometía ser tan privado acaba con John metido en una serie de líos y asuntos turbios bastante más serios de lo que él había imaginado.



Reseña: Es la primera vez que leo a Diana Gabaldon en una historia que no sea la de Claire y Jamie, y, la verdad es que me ha gustado. He salido bastante satisfecha con esta experiencia puesto que ya sabía que en todo lo que son referentes históricos ella se documenta hasta el más mínimo detalle. Al final del libro hay unas cuántas páginas de aclaraciones y curiosidades que así lo atestiguan (Recomiendo leerlas, no son muchas y son muy interesantes). 
La novela no es demasiado larga ni tiene sucesos históricos importantes. Se desarrolla en 1757, en Londres, donde Lord John, intentando proteger a su prima de un matrimonio con un sifilítico, acaba metido en un lío de campeonato. Le encomiendan que investigue la muerte de un compañero, y muchas de las pistas conducen a cierto burdel mediante el que Lord John pretendía desenmascarar al prometido de su prima. Grey sigue tirando del hilo y el pobre acaba vivo de milagro, porque debe pasar desde un envenenamiento hasta un secuestro marítimo. 
¿La pega que le he visto? Demasiados nombres, demasiada gente, y yo que me liaba muchísimo. Al principio no sabía quién era quién, pero por fortuna, según leía, ciertos nombres se repetían más, y me quedaba con esos. Al final no tuve mayor problema. 
Es una novela histórica, en la que se tiene que descubrir un misterio, o más bien tres, que están relacionados entre sí. Lord John es un protagonista que me ha gustado, muy típico gentleman inglés de esa época... y sabemos que tiene muy buen gusto amoroso, ¿eh? (guiño, guiño).
Por cierto, si os preguntáis qué aspecto tendrá en la serie, os presento a David Barry, nuestro Lord John Grey:

Y ahora dime que no te gusta. Venga, anda, dilo. 

Conclusión: Si te gusta la novela ambientada en esa época y con uno o varios misterios que resolver, anímate: te gustará.

Bellotómetro:

3/5 bellotas. Buena.

martes, 14 de febrero de 2017

Noches blancas, de Maureen Johnson, John Green y Lauren Myracle

¡Hola bellotitas! Traigo la reseña de un libro que leí aprovechando la época navideña, pero que, a pesar de eso, es cuco y se puede leer en cualquier momento del año. Ahí va:


Título: Noches blancas
Título original: Let it snow
Autores: Maureen Johnson, John Green y Lauren Myracle
Editorial: Nube de tinta
Páginas: 350
Precio: 14,95€
Edición: Tapa muy blanda con solapas.Papel muy fino y de mala calidad.

Sinopsis (Propia, sin spoilers): En nochebuena, una inesperada tormenta de nieve cae sobre un pequeño pueblecito. Hace que un tren de largo recorrido no pueda continuar su camino, que unos amigos quieran llegar cuanto antes a una popular cafetería y que una chica se replantee qué es lo que quiere hacer con su vida amorosa.


Historia 1: El expreso de Jubilee. 
Jubilee, una adolescente, se encuentra de la noche a la mañana con que sus padres están detenidos por un altercado con unas figuritas de elfo de coleccionista, y por tanto no pasarán la Navidad con ella, de modo que mandan a su abogado para que la lleve al tren y así la pueda pasar con sus abuelos. Intenta contarselo a su novio Noah, pero parece ajeno a ella y todo lo que le concierne. La tremenda tormenta de nieve hace que el tren se detenga a mitad de camino y todos sus ocupantes salgan y se las apañen como puedan. En el pequeño pueblo en el que se han detenido, Jubilee conoce a Stuart, un simpático chico que la invita a pasar la Nochebuena en su casa con su familia. 
Esta historia es muy bonita, muy cuca. Empezando por lo surrealista del arranque, y es que ¿quién tiene unos padres que se van a una especie de convención de figuritas de elfo (En EEUU son muy populares, montan la fábrica de juguetes de Papá Noel y tiene mucho tirón, como aquí lo es poner el portal de Belén), acaban en una pelea por unas de edición limitada, y en esa pelea resultan detenidos por la policía, llegando hasta salir en el telediario? Nadie. Nadie es así de friki... y de gafe. Por lo tanto, las navidades de Jubilee se van a la porra cuando el abogado la visita de parte de sus padres con un billete de tren y que así no pase las fiestas sola, sino con sus abuelos. La pobre, además, tiene un novio, Noah, que parece estar demasiado ocupado con su familia, con su propia fiesta y con todo lo que le sucede como para siquiera prestarle atención a cuando la chica intenta contárselo por teléfono, ni para darle un toque a pesar de los mensajes que ella le ha mandado diciendo que necesita hablar con él. 
Cuando el tren para, todos sus ocupantes salen para buscar cobijo, y acaban en un pequeño pueblecito cercano. Hay una Waffle House que va a ser el centro de las tres historias, donde ha ido un equipo de animadoras que viajaban en el tren, donde hay un tipo vestido con papel de plata... y donde Jubilee no se atreve a ir, pero se encuentra con un amable chaval llamado Stuart que le ofrece pasar la Nochebuena en compañía de su familia. Ella al principio no quiere, pero finalmente acepta. 
Por supuesto, tenemos una bonita historia de amor. Stuart estaba muy tocado porque una chica le hizo mucho daño y se sentía atraído por Jubilee, pero al tener ella novio, se había echado para atrás. Durante esa Navidad Jubilee se dará cuenta de que Noah no la merece y de que tiene en Noah a un chico maravilloso que sí que sabe apreciarla, y Noah por fin encontrará a la chica que le haga creer de nuevo en el amor.


Historia 2: Un milagro de Navidad muy animado.
El protagonista es Tobin, residente de un pequeño pueblo en el que ha caído una enorme tormenta de nieve. Un tren ha detenido su marcha ante la imposibilidad de seguir, y su amigo, que trabaja en una conocida cafetería, le llama para decirle que tienen catorce animadoras rubias hasta arriba de cafeína haciendo numeritos, que venga rápido y que se traiga el Enredos (El twister). Tiene el tiempo muy justo porque solo hay plaza en el aparcamiento para uno más, y sabe que el resto de trabajadores van a llamar también a sus colegas. Por tanto, cogen su viejo coche como si le fuera la vida en ello y le acompañan su amigo JP y su amiga Duque.
Y la historia es eso. Punto. Es la historia escrita por John Green, y tiene lo que casi todas las que ha escrito este hombre: Protagonista inseguro, amigo (extranjero o de etnia/raza diferente) algo cafre pero que se hace querer, chica inteligente que está colada por uno de ellos, y un accidentado viaje en coche. ¿Podría un viaje en coche que no dura más de una media hora ocupar una historia entera? Mi respuesta sería que no, pero John Green intenta que sea que sí. Y, para mi gusto, es la peor historia de todas, por lo que ya he dicho: John Green no nos ofrece nada nuevo, nada que no haya escrito antes. El viajecito se alarga, se alarga, incluyendo una especie de sprint final con otra panda de adolescentes salidos que querían llegar a esa única plaza en el aparcamiento para pajearse a gusto con las animadoras... y sí, la chica, que evidentemente estaba colada por el prota y acaban juntos. Nada destacable. Historia olvidable 100%. Solo para los fans acérrimos de John Green.


Historia 3: La santa patrona de los cerdos
Adeline es una chica que no deja de comerse el coco y que está a todo menos a lo que debe. Se ha enrollado con un chico y se lo ha confesado a su novio. Tras eso, quedaron para hablar, pero él no se presentó, lo que ella interpretó como que habían terminado, y ahora Adeline no puede superarlo. Así se lo cuenta a sus dos amigas, y empeizan a hablar de varios temas, de esto y lo otro, y de que una de ellas ha adoptado a un cerdito en miniatura. Adeline se ofrece a ir a buscarlo a la tienda de mascotas al día siguiente, ya que le coge muy cerca del trabajo, pero tiene la cabeza en tantos sitios, y piensa tanto en sus propias cosas, que se le olvida, y cuando va, otra persona se lo ha llevado. Así emprende una carrera para tratar de averiguar quién ha sido y no traicionar la confianza de su amiga. Finalmente se descubre que si Jeb, su novio, no fue a la cita, no fue por terminar con ella, sino porque el tren en el que viajaba tuvo que hacer una parada antes de llegar a su destino a causa de una tormenta de nieve...
Esta historia diría que es la más completa de todas, porque vemos a Adeline, que es una cabeza loca y bastante egoísta, y como sus amigas y la situación que vive la hacen ver que se mira demasiado el ombligo, que solo piensa en sí misma, y así es como decide cambiar eso para ser mejor persona. Me ha gustado mucho en ese sentido y, aunque no es tan cuca como la primera, lo es también, en su propio estilo. 

En resumen: Son tres historias que se pueden leer de manera independiente, pero también en conjunto, ya que se desarrollan en el mismo pueblo y con la tormenta de nieve como eje central, y finalmente se descubrirá que las tres historias tienen una unión entre ellas, estilo Love Actually. ¿La más romántica? La primera. ¿La más completa? La última. ¿La más prescindible? La segunda. De hecho, se habría llevado 4 bellotas de puntuación de no ser por la segunda historia, que es, para que nos vamos a engañar, muy mala. 

Bellotómentro:

3/5 bellotas. Un tierno conjunto de historias románticas con mucha nieve.

martes, 7 de febrero de 2017

In my mailbox - Enero 2017

¡Hola, hola, hola! Vuelvo al mundo de los vivos después de un mes de ausencia. Entre un catarro tonto que cogí y que me puse a escribir como si me fuera la vida en ello, dejé un poco de lado el blog, pero ya estoy aquí de nuevo y voy a dejar algunas entradas programadas :)
Por supuesto, que no falte la primera con todos los libros que han entrado en lo que va de año (O sea, en enero). Ahí va:

Fotito de familia. Ha habido un poco de todo, hasta un decorado made in Disney (Tengo unas ganas tremendas de ver esa peli >.<)
Comprados de segunda mano a Loreto, tenemos dos de Victoria Vílchez, que bueno, he leído un par de libros suyos, uno me gustó bastante y el otro no tanto. A ver estos.

Esta foto es puro autoregalo. Me los compré porque me quiero mucho y me apetecía hacerme este regalito, que para algo es Navidad. Atados a las estrellas me encandiló por su preciosa portada (Sí, lo admito, soy así, qué pasa? Quien diga que no es lo primero que llama la atención, miente) y El código de cruel me decidí a comprarlo para leerlo y a ver si se resuelven las dudas que nos dejó Dashner con la saga. Fui a la presentación del libro y nos dieron un par de laminitas preciosas con ilustraciones de Lehanan Aida (Me encanta cómo dibuja esta chica, en serio). 

En tiempos de guerra fue un regalo de mi maridito por reyes, y Paseando a través de... ha sido un envío de su autora, Carmen Hergueta, y va a ser mi próxima lectura (¿Habéis visto qué portada tan cuca tiene? Pues en el interior hay más).

Y estos otros ha sido un arrebato de consumismo por su bajo precio. Siempre, en enero y julio, hacen ofertas y saldan varios títulos de diferentes editoriales. De entre todos los que han ofertado este mes, he pillado Rendida (Sí, vale, portada super bonita again, en la foto no se aprecia pero es muy linda), de la editorial Libros de Seda, y Quimera, con el que me estrenaré con Teresa Cameselle (Todo son buenas críticas para este libro).

¡Pues esto es todo por ahora! ¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Os llaman la atención? ¡Contadme! ¡Un besito!

viernes, 13 de enero de 2017

Noches de terciopelo, de Carol Petit

Hola bellotitas! ¿Qué tal estáis? Bueno, pues vengo con mi primera incursión (Y espero que la última) en la novela erótica:


Título: Noches de terciopelo
Autora: Carol Petit
Editorial: Planeta
Páginas: 350
Precio; 18,95€
Edición: Tapa dura con sobrecubierta

AGRADECIMIENTOS A LA EDITORIAL POR EL ENVÍO DEL EJEMPLAR


Bueno, bellotitas. Pues reconozco que este libro me llamó la atención porque soy seguidora de la serie Velvet y, bueno, para quien no esté puesto en ella, diré que el protagonista se va unos años a Nueva York y allí funda una empresa. Pues este libro prometía contar esos años, los que no se vieron en la serie de tv. 

Sinopsis (Propia, sin spoilers): Adele Lavigne es una joven que deja su trabajo para entrar en el atelier de Silk, la lujosa empresa fundada por el prestigioso Alberto Márquez. Las reglas que don Alberto le impone son bastante extrañas y la chica, movida por la curiosidad, decide averiguar qué hay más allá, qué es lo que sucede en el atelier cuando ella se va. No tardará en descubrirlo.

Adele Lavigne en su breve estancia en la serie

Bueno, pues la historia nos presenta a Adele, la protagonista. Todo va a estar narrado por ella. Tiene un trabajo, una mejor amiga y un medio ligue, y un buen día le sale la oportunidad de trabajar en Silk, la empresa que hace modelitos exclusivos para mujeres muy ricas, fundada por don Alberto Márquez. Ella ve una gran oportunidad y acepta. En principio debe pasar una serie de pruebas muy raras con las telas, que ella tomará como que la han engañado, pero luego vemos que no, que es que en realidad don Alberto es muy especialito (¿Especialito? El de la serie no lo era) y quiere a una mujer que distinga telas y calidades con los ojos vendados y cosas así. Le impone unas normas, como que debe irse a una hora exacta y no después. Cómo no, ella es curiosa y quiere saber qué pasa en el atelier cuando ella se va. Y lo descubre, vaya que sí. Aquí es cuando yo lo empecé a flipar mucho porque el Alberto de este libro no tiene mucho que ver con el de la serie. Básicamente al señor Márquez le gusta, por decirlo de una manera fina, que las mujeres para las que trabaja se lleven un buen recuerdo suyo. A Adele, que, cómo no, es una chica casta y virginal, el ver a su jefe ahí dándole al ñaca-ñaca con la clienta la deja impactada y no puede evitar ver el espectáculo varias noches, hasta que, como no podía ser de otra manera, Alberto descubre no solo que su empleada se pasa las reglas por el arco, sino que además le mola el voyeurismo (o como se llame eso). 
Bueno, a partir de ahí os podéis imaginar lo que sucede. No sé si es lo normal en la novela erótica (Es mi primera incursión y espero que la última), pero escenas de dale-dale hay pocas. Se centra más bien en por qué Alberto es así, y la "investigación" de Adele para averiguarlo.


¿Por qué no me ha gustado este libro? Básicamente, porque no reconozco al personaje que vi en la serie de tv. El de la tele era un joven risueño, romántico, entregado, pero al mismo tiempo sabía llevar una empresa y sabía tratar a sus empleados, era una persona con mucha humanidad, muy honrado, todo un caballero. ¿Y qué me encuentro aquí? Pues a un hombre obsesionado con Ana y su amor perdido, obsesionado con el famoso vestido rojo, a un hombre marcado por la relación que tuvo con Ana y que parece que siempre va a arrastrar consigo todo el dolor que le dejó. Cada noche se pasa por la piedra a una ricachona en plan dominador, con vendas en los ojos, atando las manos y esas cosas, cuando Alberto no era así. Otro detalle, menos pero detalle al fin y al cabo, es que en la serie, los que la veáis recordaréis al personaje de Adele Lavigne. Tiene una breve aparición de un par de minutos, en los que Alberto "su maestro" la ha mandado a España para comprar la colección de Ana, y así es como Cristina se entera de que está vivo y empieza a maquinar. Pues bien, en la novela Adele jamás pisa España. Nunca. Y desde luego que no llama a Alberto "su maestro". De hecho, otro motivo que me ha parecido bastante despropósito ha sido cuando se fabrica el vestido rojo y se disfraza de Ana para ver si así puede conquistar a Alberto. Muy WTF todo. 

Una cosa que he agradecido es la falta de lenguaje soez. Todo es muy fino, muy correcto, no hay ni una sola palabrota. Reconozco que, de haberlas habido, me hubiera gustado todavía menos.

Adele, como protagonista, no me ha gustado. Apenas vislumbramos cosas sobre su personalidad; es alguien que no te cae ni bien ni mal porque no tiene ni cosas buenas ni defectos, es como una muñeca. Un personaje muy plano. Y de Alberto creo que ya lo he dicho todo por arriba; cualquier parecido con el de la serie (Aparte del nombre) es casi coincidencia. La novela se supone que explora el trauma de Alberto, pero si tienes en mente al Alberto de Velvet, es que no hay por donde coger ese trauma. 

En definitiva, una novela hecha por y para aprovechar el tirón de la serie de tv y de las novelas eróticas en general (La sombra de las cincuenta sombras -qué raro suena eso- es alargada).

Bellotómetro:

1/5 bellotas. Malillo. Esperaba algo más parecido a la serie.

viernes, 6 de enero de 2017

Sombra y hueso, de Leigh Bardugo

Hola bellotitas! ¿Os han traído los Reyes muchas cosas? Espero que sí, y si son de las que se leen, pues mejor ^^


Título: Sombra y hueso
Título original: Shadow and bone
Autora: Leigh Bardugo
Saga: Grisha 1/3
Editorial: Hidra
Precio: 16,50€
Edición: Tapa blanda con solapas.

Sinopsis (Propia, sin spoilers): En el reino de Ravka, algo llamado La Sombra ha dividido las tierras, y todo aquel que se atreva a cruzarlo es casi seguro que encontrará la muerte. Alina quiere ser cartógrafa, pero, cuando se ve obligada a atravesar La Sombra y su mejor amigo, Mal, es herido, se revela un poder que ni ella misma sabía que tenía, y es enviada a la Corte Real para iniciar su formación como Grisha, un grupo de magos de Élite a cargo del misterioso Oscuro. 


Reseña: Me decidí a leer este libro ya que me lo habían recomendado muchas personas, estaba lleno de reseñas buenas, y además estaba basado en la cultura Rusa, que me encanta. ¿Y mi conclusión? Bueno... quizás es porque fuera con las expectativas por las nubes, que esperara encontrarme algo tipo Antorcha entre las tinieblas o Maldición del ganador... y no, lo siento, pero no. Está bien, quiero seguir con la saga, pero no es esta maravilla de la que todo el mundo habla. Las dos sagas que he mencionado antes están mucho mejor. Pero vayamos por partes:
Alina es la protagonista, huérfana, que ha crecido con su amigo Mal. Cuando tuvieron la edad, casa uno siguió su camino para dedicarse a lo que querían, en el caso de Alina, la cartografía, y en el caso de Mal, el rastreo. Hasta ahí, bien. Por otro lado, tenemos un reino de fantasía dividido en dos por una cosa que llaman La Sombra. Todo el que quiera cruzar de una parte a otra debe pasar por ahí, y la mayoría mueren. Los hay que no, pero por regla general, pocos se atreven. El caso es que Alina, junto con una comitiva, con varias carretas y bastante gente, debe cruzar, y es entonces cuando las criaturas que habitan en La Sombra les atacan y, al ser Mal herido, ella despliega un poder que vence a las criaturas. En es momento cambian de planes, porque Alina debe ser llevada a la Corte para ser entrenada como Grisha. Los Grisha son como las altas esferas de los magos, los más poderosos. Ella no desea serlo, quiere seguir con su cartografía y con Mal, pero no tiene elección. En la Corte conoce al misterioso Oscuro, conoce al resto de Grishas, conoce a mucha gente y la mayoría la mira mal porque parece ser que el poder que tiene es el que andaban buscando desde hacía muchísimos años, el poder imprescindible para acabar con La Sombra.


Toda esta presentación es larga. Es muy larga y bastante tediosa, porque dura más de la mitad del libro. Vemos después la formación que le dan a Alina, que no sabe dominar su poder, de hecho no sabe ni sacarlo, y así se tiran hojas y hojas, capítulo tras capítulo, mientras el Oscuro le come la oreja y la engatusa.  Es una parte que, bueno, aburrida, lo que se dice aburrida, no es, pero le falta dinamismo, es demasiado larga. El caso es que, como no podía ser de otra manera, las cosas no son como parecían y Alina descubre el meollo del tema y lo que realmente está sucediendo. Ahí es cuando el libro se anima, por fin, y cuando Alina y Mal protagonizan toda una aventura, una escapada muy entretenida y amena. Esa parte desemboca en la trama final, que es muy intensa, mola muchísimo, y la autora lleva la historia a un buen punto. 
La historia es buena. Tiene muchos tintes de la cultura y mitología rusa, que me encanta, mola mucho, es muy original. Lo ha llevado al terreno de la fantasía y el resultado no le ha quedado mal. Alina y Mal son unos buenos protagonistas, me han caído bien y hacen buena pareja. 


Entonces, ¿cuál es el problema? Pues que, a lo que mencioné antes de que la presentación dura más de la mitad del libro y que no es dinámica en absoluto, es que hay demasiada narración y eso acaba por hacerse pesado. No me malinterpretéis: hay diálogos, bastantes, y son muy entretenidos. De hecho los diálogos son el punto fuerte de la historia, ¿por qué no saca provecho de eso? Esta historia, con menos narración y más diálogo hubiera ganado mucho. 
A pesar de todo, ha sido una buena lectura. No de las mejores del año, pero el mundo en el que se desarrolla y me gustado tanto, y los protas me han caído tan bien, que voy a seguir con ella. 

Bellotómetro:

4/5 bellotas. Demasiada narración y pocos diálogos, pero la historia está bien.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Mejores y peores lecturas del año

¡Hola, hola bellotitas! ¿Qué tal estáis pasando las fiestas? Espero que este año que entra nos traiga muchas lecturas de esas que nos dejan abrazando el libro y con la sonrisa tonta en la cara. Como todos los años, he hecho una recopilación de lo que más y lo que menos me ha gustado de este año. Esta vez, me acompañan mis queridas damas de Downton Abbey. Ahí va:

LIBROS QUE NO FUI CAPAZ DE TERMINAR


Pues no. Ha habido ciertos libros que, por razones varias, abandoné:

  

Libros de temáticas variadas, muy diferentes entre ellos, sí, pero que abandoné porque me abrurría como una ostra y me importaba un pito lo que les pasara o dejara de pasar a sus protagonistas. Sí, sí, no me miréis así los fans de Illuminae... venga, que los personajes eran planos como una tabla de planchar, hombre ya.

LIBROS QUE NO ME GUSTARON

Pues no me gustaron, y la mayoría son libros que a todo el mundo le encantaron...

    

El de Laia Soler parece que gustó a todos los fans de la autora, pero me dejó muy mal cuerpo, era demasiado triste y dramático. El de Victoria Vílchez, pues lo cierto es que los protas no consiguieron llegarme y la historia tampoco. La corona es un libro hecho por y para estirar el chicle y sacar más dinero, ni más ni menos, y se nota muchísimo. Los otros, pues simplemente no me gustaron (Hay reseñas). 

RANKING DE LOS 10 MEJORES DEL AÑO


Me ha costado hacer la lista porque este año he tenido muchas lecturas muy buenas, que me han encantado mucho, pero evidentemente no iba a ponerlas todas. Decidí escoger las 10 mejores, y son estas:

En el puesto 10:
Lo reconozco. Daemon Black es una de mis debilidades, y la saga Lux me encantó (Salvo el libro 5...), y volver a leer el principio bajo el punto de vista de este creído me ha hecho pasar muy buenos ratos. 

En el puesto 9:
Qué cucada de libro y de protagonistas. Me encantó cómo iba pillándose poco a poco, y las dos ahí con sus mails como si nada. Luego cada uno con sus temas y el trabajo como un punto de encuentro y liberación. Qué bonito libro. Me encantó.

En el puesto 8:
Me encanta esta saga, y el que esté tan abajo es por lo que os decía antes, ha habido lecturas buenísimas este año y muchos se han quedado abajo (Muchos incluso por debajo del 10). Volver a encontrarme con Cinder, Kai, Scarlet, cuando ya creíamos que nunca iban a seguir con la saga ha sido una maravilla. La historia no decepciona, sigue tan adictiva como la recordaba. 

En el puesto 7: 
Una gran sorpresa la de este libro. Magia, aventuras, hechizos, una princesa (Me encantan las princesas!!), mezclado con cosas tan actuales como las redes sociales y los paparazzi, y todo ello con una narración divertida, actual, dinámica, ha hecho que se quede en tan buen puesto.

En el puesto 6:
Leí el 1 hace ya un año o dos... y los pongo juntos porque pertenecen a la misma saga y ambos los he leído este año. La he disfrutado, sí señor, las aventuras de Liv y Mia Silber han sido geniales, con ese lenguaje tan coloquial, tan sarcástico, y esas anécdotas tan divertidas. Me he reído como nunca y me ha gustado mucho más que su otra saga, la de El amor a través del tiempo.

En el puesto 5:
En serio, qué final. QUÉ FINAL. Y cómo ha sabido el autor jugar con mis sentimientos y hacer cierto capítulo en el que sufrí lo indecible, mi corazón se partió en mil pedazos y estuve a punto de cerrar el libro y poner en venta la saga. ¡Menos mal que no lo hice! En serio, para todos aquellos que dicen que la literatura juvenil es un género menor, que es más light, que bla, bla, bla. Leed esta saga, y si no se os queda el cuerpo como si os hubiera pillado un torbellino, me lo contáis. 

En el puesto 4:
El primero, porque el segundo, pese a haberlo leído también este año, no lo considero de las mejores lecturas. Este, el primero, es brutal. Tiene traiciones, sorpresas, intrigas, peleas... de todo. Imprescindible.

En el puesto 3:
Otra de las grandes sorpresas. Me ha encantado, sus dos protagonistas (Él sobre todo, y su bocaza... me he partido de risa mucho con casi todo lo que salía de ella), su ambientación, su mensaje... El segundo libro, Títeres de la magia, lo considero muy inferior y por eso no está en esta lista. Pero el primero es brutal y todo aquel al que le guste la fantasía debería echarle un vistazo.

En el puesto 2:
La trilogía de género fantástico más perfecta que ha caído en mis manos últimamente. Traiciones. Intrigas palaciegas. Luchas. Romance. Batallas. Dioses. Decisiones a vida o muerte. Y más traiciones. Lectura obligatoria. Es una saga increíble que todos los amantes de la fantasía épica deberían leer.

Y en el puesto de honor...
La historia más maravillosa que jamás he leído. Con deciros que ha desbancado a la incombustible Jane Eyre, que tuvo el puesto de honor durante más de 12 años como "Mi libro favorito". La saga El jinete de bronce se ha convertido en mi nuevo libro favorito de todos los tiempos. No es solamente una historia de amor, que sí, lo es, pero también es de supervivencia, es algo muy profundo, que te atrapa el corazón y no te lo suelta. He llorado mucho con todo lo que les pasa, he admirado a su pareja protagonista, su entereza, sus esperanzas, su entrega, su dedicación... además de conocer una época y un régimen que me ha resultado en conjunto cruel, injusto y despiadado (Y lo peor es que esas cosas sucedieron de verdad). El jinete de bronce no me ha gustado por ser una historia de amor, sino por la manera en la que está narrada, que me ha hecho vivir en un Leningrado sitiado y helado sin comida ni calefacción, me ha transportado a la Segunda Guerra Mundial, he vivido los horrores del comunismo, he sufrido en todas y cada una de sus páginas, para acabar riendo, llorando de nuevo, aliviándome, volviendo a temer por ellos... me repito, lo sé, pero no es solo por la historia de amor. Es por todo lo que es esta saga.


Y hasta aquí mi resumen del año. Me ha dolido no poder meter en el top 10 muchos títulos que creo que merecían estar, pero ya digo que este año he tenido bastante suerte en lo que a lecturas se refiere, ha habido muchos buenos y no podía meterlos todos. Bueno, contadme si coincidimos en alguno! Un besito!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...